La rellena

La pasta rellena es nuestro buque insignia. La pasta es nuestro gran secreto, pero el relleno también marca la diferencia. Cada ingrediente primario se cocina por separado y se ensambla en un maridaje de grandes sabores.

La puedes hervir, freir, saltear u hornear. Y puedes presentarla como plato, o en ensalada, o incluso como tapas. Además, podemos personalizar cualquier formato que elijas con el relleno que más te guste.

La rellena
La no rellena
Los platos cocinados

La no rellena

La textura y el sabor en la pesta fresca no rellena lo son todo. Elaboradas únicamente con sémolas, harinas de trigo y huevo entero, las «no rellenas» Ambrosetti se manienten siempre  al dente enlazándose con la salsa de una forma inconfundible.

Los platos cocinados

Todo a punto, listos para permitirte degustar un plato de pasta fresca como los que se preparan en los focolars italianos.